Blog de Fisioterapia y rehabilitación en perros – Novecan

Tienda especializada en productos de ortopedia canina, fisioterapia e hidroterapia para perros.

Rehabilitación con fisioterapia e hidroterapia para perros en casa

Rehabilitación con fisioterapia e hidroterapia para perros en casa

La fisioterapia y la rehabilitación en animales, en especial para los perros se puede realizar desde casa. Así mismo, en los últimos años se ha destacado mucho realizar las técnicas domésticas de rehabilitación. Claro está que depende de la lesión que contenga el canino, así como también va a depender del apoyo y los cuidados que otorgue el dueño a su perro.  Se recomienda que estas técnicas deben ser elaboradas al menos una hora y media, tres veces a la semana. A continuación destacamos las mejores técnicas de fisioterapia e hidroterapia para perros en casa.

Conoce las técnicas domésticas de rehabilitación canina

Masajes

El veterinario y el fisioterapeuta le otorga las instrucciones al dueño de cómo debe manejar esta situación en cuanto los masajes. El mismo el propietario opta por hacerlo el mismo, ya que el perro se sentirá más cómodo con su amo por la confianza y el vínculo que ya existe entre ellos.

Estos masajes se deben realizar en superficies acolchadas, así como también deben ser trabajados de forma suave. Es decir, no debe ser para nada brusco, ya que los masajes benefician la circulación del perro, estira sus tendones y disminuye la acumulación de líquido. Además, alivia su dolor y mejora la cicatrización de sus heridas.

Movilizaciones pasivas

Esta es una técnica la cual se debe aplicar en sus extremidades afectadas con la ayuda de su dueño. El canino no debe realizar ningún tipo de fuerza en este proceso. Al inicio se requiere flexionar y extender suavemente con precaución las articulaciones del canino.

Para esto se debe sostener la extremidad con ambas manos al mismo tiempo y debe ser sobre la herida como por debajo de la misma. La movilización pasiva trae beneficios para el canino ya que disminuye la atrofia muscular, otorga el crecimiento linfático, disminuye y previene los calambres.

Ejercicios activos

Este método consiste en que el perro debe realizar los ejercicios y los movimientos por él mismo, de lo contrario si el canino no puede por sí mismo se podrá ayudar con arneses especializados.

Los ejercicios activos consisten en mantenerlo en movimiento constantemente, ya sea realizando paseos. Su duración depende de su evolución, esto ayuda en su salud mental y a estar menos inmovilizado.

Hidroterapia

Esta técnica es de gran beneficio para los perros, ya que relaja los músculos, esto se puede realizar desde casa ya sea en una piscina o en la bañera, siempre y cuando tenga una buena temperatura, depende de cómo lo requiera. Con el agua el perro mejora sus movimientos articulares, ya que en ella para ellos es más cómodo, porque los releja y beneficia su circulación, mejora su piel y previene calambres. 

Beneficios de la rehabilitación domestica canina

  • El propietario del perro podrá hacer los ejercicios que su mascota necesita para ayudarle en su proceso de recuperación.
  • El canino no será agresivo, colocará de su parte ya que se encuentra en confianza con su amo, por el vínculo que ya existe entre ellos. 

Es importante recordar que la rehabilitación para mascotas, es indispensable para que se pueda reducir el tiempo de recuperación. Ya sea para lograr una mejora en el animal o para evitar un daño permanente, con nuestros especialistas de novecan, encuentra las pautas que necesitas para el cuidado de tu perro.

Fisioterapia para perros en casa

La fisioterapia para perros en casa es una práctica cada vez más reconocida para mantener y mejorar la salud y movilidad de nuestras mascotas. Si bien la fisioterapia veterinaria profesional es esencial para problemas graves, existen varias técnicas y consejos que los dueños de mascotas pueden aplicar en casa para ayudar a mantener la movilidad y prevenir problemas físicos.

Aquí hay algunas técnicas y consejos efectivos:

1. Masajes

  • Técnica: Realizar suaves masajes en las áreas musculares y articulares.
  • Consejos: Asegurarse de que el perro esté relajado y cómodo. Comenzar con movimientos suaves y aumentar la presión gradualmente. Prestar atención a cualquier reacción de molestia y ajustar la presión en consecuencia.

2. Ejercicios de Movilidad

  • Técnica: Guiar al perro en ejercicios suaves que movilicen sus articulaciones.
  • Consejos: Realizar ejercicios como giros suaves de la cabeza, movimientos de patas y estiramientos controlados. Adaptar la intensidad y duración según la capacidad y comodidad del perro.

3. Terapia con Agua

  • Técnica: Introducir la natación o simplemente caminar en el agua para fortalecer los músculos sin impacto.
  • Consejos: Supervisar al perro durante la actividad acuática. Comenzar con períodos cortos y aumentar gradualmente. Este tipo de terapia es especialmente útil para perros con problemas articulares o de movilidad.

4. Calor y Frío

  • Técnica: Aplicar compresas calientes o frías en áreas específicas.
  • Consejos: El calor puede ayudar a relajar los músculos, mientras que el frío reduce la inflamación. Utilizar compresas adecuadas para perros y asegurarse de que no estén demasiado frías o calientes.

5. Elevación de Patas

  • Técnica: Elevar suavemente las patas para estirar los músculos.
  • Consejos: Mantener una sujeción firme pero gentil. Este ejercicio ayuda a mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento en las articulaciones.

6. Uso de Rampas y Escaleras

  • Técnica: Utilizar rampas para evitar saltos y escaleras para minimizar la tensión en las articulaciones.
  • Consejos: Introducir gradualmente el uso de rampas y escaleras. Esto es especialmente útil para perros mayores o aquellos con problemas en las articulaciones.

7. Juguetes Interactivos

  • Técnica: Proporcionar juguetes que estimulen el movimiento y la agilidad.
  • Consejos: Juguetes como pelotas de ejercicio, aros o rompecabezas pueden mantener a los perros activos y favorecer la movilidad.

8. Monitoreo y Adaptación

  • Técnica: Observar el comportamiento y la movilidad del perro regularmente.
  • Consejos: Adaptar las técnicas y ejercicios según las necesidades cambiantes de la mascota. Consultar al veterinario si se observan cambios significativos o problemas persistentes.

Recuerda que antes de comenzar cualquier programa de fisioterapia en casa, es crucial consultar con un veterinario o un fisioterapeuta canino. Estos profesionales pueden proporcionar orientación específica basada en la salud y las necesidades individuales de tu perro. La fisioterapia para perros en casa puede ser una herramienta valiosa para mejorar la calidad de vida de nuestras mascotas y mantenerlas activas y saludables.

Hidroterapia para perros en casa

La hidroterapia para perros en casa puede ser una excelente manera de mejorar la movilidad, fortalecer músculos y aliviar problemas articulares sin impacto. Si bien la supervisión profesional es esencial en situaciones específicas, existen algunas técnicas y consejos que los dueños de mascotas pueden implementar en casa para proporcionar beneficios acuáticos a sus perros.

1. Piscina o Bañera Segura

  • Técnica: Introducir al perro en una piscina o bañera con agua adecuadamente climatizada.
  • Consejos: Asegurarse de que el perro se sienta cómodo con el entorno acuático. Gradualmente acostumbrarlo al agua antes de realizar ejercicios.

2. Natación Guiada

  • Técnica: Guiar al perro en sesiones de natación controlada.
  • Consejos: Proporcionar apoyo según sea necesario. Iniciar con períodos cortos y aumentar gradualmente la duración. Mantener un tono positivo para fomentar la confianza.

3. Flotadores o Chalecos Especiales

  • Técnica: Utilizar flotadores o chalecos diseñados para perros.
  • Consejos: Estos dispositivos ayudan a mantener al perro a flote y permiten un enfoque más específico en el ejercicio y la movilidad.

4. Ejercicios en el Agua

  • Técnica: Realizar movimientos suaves de patas y ejercicios de flexión y extensión en el agua.
  • Consejos: Adaptar los ejercicios según las necesidades individuales del perro. Prestar atención a su comodidad y ajustar la intensidad en consecuencia.

5. Juegos y Estimulación

  • Técnica: Introducir juguetes acuáticos para fomentar la actividad y el juego.
  • Consejos: Esto no solo hace que la hidroterapia sea más divertida, sino que también proporciona estímulos adicionales que pueden mejorar la movilidad.

6. Temperatura del Agua

  • Técnica: Mantener una temperatura adecuada del agua.
  • Consejos: El agua tibia o templada es ideal para relajar los músculos. Evitar temperaturas extremas y observar cualquier reacción adversa del perro.

7. Secado Cuidadoso

  • Técnica: Secar al perro minuciosamente después de la hidroterapia.
  • Consejos: Asegurarse de eliminar el exceso de agua de su pelaje y orejas para prevenir infecciones. Utilizar toallas absorbentes y, si es necesario, un secador de pelo a baja temperatura.

8. Supervisión Continua

  • Técnica: Supervisar al perro durante toda la sesión de hidroterapia.
  • Consejos: Estar atento a cualquier señal de incomodidad o fatiga. Ajustar la intensidad y duración de la hidroterapia según las necesidades individuales del perro.

Antes de iniciar cualquier programa de hidroterapia en casa, es esencial consultar con un veterinario o fisioterapeuta canino para garantizar que sea seguro y beneficioso para la salud de tu perro. La hidroterapia puede ser especialmente útil para perros con problemas articulares, recuperación de cirugías o simplemente como una forma de ejercicio suave. Integrar estas técnicas y consejos puede contribuir al bienestar acuático y general de tu mascota.

Volver arriba