A mi perro le duele la columna: diagnóstico y tratamiento Leave a comment

Es común que en las consultas veterinarias lleguen perros con estos síntomas, se manifiesta principalmente por el temblor en las extremidades. En perros mayores es común ver este tipo de síntomas, porque pierden masa muscular debido a su edad. 

En el caso de que el perro no sea mayor, el temblor puede ser síntoma de dolor. Justo ahí es necesario asistir a un médico veterinario y que el propietario del perro aporte toda la información necesaria, así como una exploración completa por parte del profesional. 

Asimismo, es necesario realizar una radiografía, por lo que será muy buena para observar lesiones óseas, así como lesiones articulares, pero que no será un buen método para el diagnóstico neurológico. 

Esto se debe a que no siempre en la radiografía se logra observar el problema, pero es necesario para descartar cualquier patología, pero sí seguramente son síntomas de dolores de espalda. 

Parálisis total de las extremidades:

Es un síntoma común cuando los dolores de espalda de nuestro perro son graves. Para entender realmente el problema hay que tener conocimientos claros de ello, posiblemente se por una hernia de disco. 

La columna vertebral del perro posee hasta 30 vértebras, sin contar la parte de la cola que conforma un eje central donde se fijan las costillas que protegen el corazón y los pulmones, así como músculos y extremidades. 

Para que la columna sea flexible, las vértebras deben estar bien separadas, una de otra y que una especie de cojines o discos flexibles conocidos como invertebrados permitan el movimiento del cuerpo. 

Los discos de la columna están formados por una cápsula que contiene un gel viscoso. Esto hace que sean similares a una especie de almohadones y permitan la movilidad de cada vértebra. Además, dentro de la comuna está la médula espinal que es el punto central del sistema nervioso y que está directamente conectada al encéfalo. 

Tratamiento y prevención de los problemas de espalda 

Los especialistas indican que los antiinflamatorios suelen ser una buena opción. Además, el reposo es necesario así como la aplicación de calor en la zona, en caso de déficits neurológicos, también es posible tratarlos con antiinflamatorios, pero es necesario evaluar el progreso del perro. 

Hay algunos perros que evolucionan rápidamente y no suelen tener problemas más adelante; pero otros presentan los mismos síntomas cada cierto tiempo. Si se presentan problemas neurológicos o parálisis, la cirugía debe ser inmediata antes de que la lesión sea irreversible. 

Prevención para el dolor de espalda de mi perro 

Entre los casos más frecuentes de dolores de espalda no suelen ser tan intensos, por lo que la mayoría de los perros solo requiere de un tratamiento corto basados principalmente en antiinflamatorios. 

En algunos casos las lesiones nerviosas pueden revertirse y llegar a mejorar, y sin que las molestias regresen. En caso de operación posiblemente si son intervenidos a tiempo se pueden recuperar perfectamente. 

Finalmente, en el caso de que el tratamiento no sea suficiente y no muestre ningún tipo de mejoría, es necesario ir a la consulta con el veterinario y él confirmará en qué etapa se encuentra el problema de espalda de tu perro. 

Recuerda que en Novecan ofrecemos los mejores productos de Fisioterapia para perros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para nuestros amigos de América Latina recomendamos contactar con nosotros antes de hacer un pedido.