605 12 34 87  |  info@novecan.com

Logo Novecan blog ortopedia mascotas
Sillas de ruedas   |   Hidroterapia   |   Ortopedia   |  Fisioterapia   |   Blog   |   Contacto
Distrofia muscular: Enfermedad hereditaria que debilita los músculos y afecta la movilidad del perro

Distrofia muscular: Enfermedad hereditaria que debilita los músculos y afecta la movilidad del perro

Al igual que los humanos, los perros también pueden sufrir de diversas enfermedades y condiciones médicas, y una de las más devastadoras es la distrofia muscular. Esta enfermedad hereditaria debilita los músculos de los perros y afecta significativamente su movilidad y calidad de vida.

¿Qué es la distrofia muscular en perros?

La distrofia muscular es una enfermedad genética que afecta a los músculos de los perros. Es una afección que se caracteriza por una degeneración progresiva de los músculos, lo que lleva a una debilidad muscular significativa. Esta enfermedad es causada por una mutación genética que afecta la producción de una proteína llamada distrofina, que es esencial para el funcionamiento normal de las células musculares.

Esta enfermedad se clasifica en varios tipos, siendo la más común la distrofia muscular de Duchenne. Esta enfermedad suele afectar a perros de razas grandes, como el Golden Retriever, el Labrador Retriever y el Boxer, aunque también puede ocurrir en razas más pequeñas.

Síntomas

Los síntomas de la distrofia muscular en perros suelen aparecer en una etapa temprana de la vida del animal, generalmente cuando son cachorros o jóvenes. Los signos más comunes de esta enfermedad incluyen:

  • Debilidad muscular: Los perros afectados por la distrofia muscular muestran debilidad muscular progresiva. Pueden tener dificultades para levantarse, caminar o subir escaleras.
  • Atrofia muscular: A medida que la enfermedad avanza, se produce una atrofia muscular evidente. Los músculos de las extremidades y la espalda se vuelven más delgados.
  • Cambio en la postura: Los perros pueden adoptar una postura anormal, con las patas traseras hundidas hacia abajo y la espalda arqueada.
  • Dificultades respiratorias: En casos graves, la debilidad de los músculos respiratorios puede causar dificultades respiratorias.
  • Dificultades para tragar: Algunos perros con distrofia muscular pueden tener problemas para tragar debido a la debilidad de los músculos de la garganta.
  • Cojera y movilidad reducida: Los perros pueden cojear debido a la debilidad muscular y pueden tener dificultades para moverse con normalidad.
  • Pérdida de masa corporal: La debilidad muscular puede llevar a una pérdida de masa corporal, y los perros pueden volverse menos activos y perder interés en el juego y el ejercicio.

Diagnóstico

El diagnóstico de la distrofia muscular en perros generalmente se basa en una combinación de evaluación clínica, antecedentes familiares y pruebas genéticas. El veterinario llevará a cabo un examen físico completo y puede realizar pruebas para evaluar la función muscular y descartar otras condiciones médicas que puedan causar síntomas similares.

Uno de los avances más significativos en el diagnóstico de la distrofia muscular en perros es la disponibilidad de pruebas genéticas. Estas pruebas pueden identificar la mutación genética responsable de la enfermedad y confirmar el diagnóstico. Además, las pruebas genéticas pueden ayudar a determinar si un perro es portador de la mutación, lo que es importante en la cría responsable para evitar la propagación de la enfermedad.

Tratamiento y manejo de la distrofia muscular en perros

Lamentablemente, actualmente no existe cura para la distrofia muscular en perros. El tratamiento se centra en el manejo de los síntomas y en mejorar la calidad de vida del animal. Algunas de las estrategias de tratamiento y manejo incluyen:

  • Fisioterapia: La fisioterapia puede ayudar a mantener la flexibilidad de los músculos y las articulaciones y mejorar la movilidad del perro. Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pueden ser beneficiosos.
  • Terapia ocupacional: Los dispositivos de asistencia, como arneses y carros de ruedas, pueden ayudar a los perros con distrofia muscular a moverse y mantener su independencia.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos pueden ser recetados por el veterinario para aliviar el dolor y mejorar la función muscular.
  • Control del peso: Mantener un peso corporal saludable es crucial para reducir la carga sobre los músculos debilitados.
  • Cuidado dental: Los problemas dentales pueden ser comunes en perros con distrofia muscular, por lo que es importante cuidar adecuadamente la salud dental del animal.
  • Monitoreo constante: Los perros con distrofia muscular requieren un monitoreo constante de su salud y ajustes en su plan de tratamiento según sea necesario.
  • Apoyo emocional: No debemos pasar por alto el aspecto emocional de esta enfermedad tanto para el perro como para su dueño. El apoyo emocional y la comprensión son fundamentales.

Perspectivas para perros con distrofia muscular

Si bien la distrofia muscular en perros es una enfermedad grave y debilitante, los dueños de mascotas no deben perder la esperanza. Los avances en la investigación genética y en las terapias potenciales brindan motivos para el optimismo. Además, con el apoyo adecuado y el manejo de los síntomas, muchos perros con distrofia muscular pueden llevar una vida satisfactoria y cómoda.

La cría responsable también juega un papel fundamental en la prevención de la distrofia muscular. Los criadores deben ser conscientes de la genética de sus perros y evitar el cruce de animales portadores de la mutación responsable de la enfermedad.

Conclusión

Si sospechas que tu perro podría estar afectado por esta enfermedad, es importante buscar atención veterinaria de inmediato para un diagnóstico y manejo adecuados. La investigación continua en este campo ofrece esperanza para el desarrollo de terapias futuras que puedan mejorar aún más las perspectivas para los perros con distrofia muscular.

En Novecan estamos especializados en Ortopedia canina con diferentes productos para mejorar la movilidad de mascotas, como las sillas de ruedas para perros.