Blog de Fisioterapia y rehabilitación en perros – Novecan

Tienda especializada en productos de ortopedia canina, fisioterapia e hidroterapia para perros.

Displasia de cadera en perros

Displasia de cadera en perros

La displasia de cadera en perros es una afección común en perros que se caracteriza por un desarrollo anormal de la articulación de la cadera. En este post vemos información como sus síntomas, cómo prevenir la displasia de caderas y el precio de su operación.

¿Qué es la displasia de cadera en perros?

Como hemos mencionado anteriormente, la displasia de cadera es una afección muy común en perros caracterizada por un desarrollo anormal de la articulación de la cadera.

Esta afección puede causar dolor, debilidad y dificultad para caminar o correr normalmente. La displasia de cadera puede ser hereditaria, por lo que es importante que los cachorros sean examinados por un veterinario para determinar si tienen predisposición a desarrollar esta afección. Como veremos más adelante, el tratamiento de la displasia de cadera puede incluir medicamentos, terapia física y, en algunos casos, cirugía.

La displasia de cadera canina afecta la enartrosis de la cadera. La cabeza del gran hueso de la pata del perro no encaja bien en la cavidad de la cadera. El problema es que la cavidad misma no está bien desarrollada, y genera demasiada presión en la articulación. Los músculos no se desarrollan tan rápido como el hueso, y se da la situación en la que el peso que la articulación debe soportar es mayor que la capacidad de los ligamentos, tendones y músculos alrededor de la articulación.

Esto provoca una inestabilidad en la articulación.

Esto lleva a un mayor uso y desgaste que el que la articulación sufriría normalmente.

Displasia leve o moderada

La displasia de cadera puede ser leve, moderada o severa.

En los casos más leves, el espacio entre las articulaciones es mayor que el normal y la bola del tope del hueso de la cadera está parcialmente corrida de la cavidad. Por suerte, en los casos leves, no hay cambios artríticos relacionados en la articulación.

En casos de displasia de cadera moderada, la parte superior que normalmente está rodeada por el hueso de la cadera comienza a aplanarse, y queda muy fina en la zona de la articulación. Comienzan a desarrollarse osteofitos, y comienzan a ocurrir cambios artríticos.

Displasia severa

Desafortunadamente, en los casos severos de displasia de cadera, definitivamente aparece la artritis. Y una vez que la artritis aparece en la articulación, la condición se vuelve irreversible. En los casos severos como este, el hueso de la cadera está completamente fuera de la cavidad.

El lado esperanzador es que, sin embargo, no todos los perros con displasia de cadera o artritis quedarán cojos. Algunos pueden quedarse cojos de cachorros, otros pueden no quedar en absoluto.

¿Cómo detectar displasia de cadera en perros? Principales síntomas

Los principales síntomas de la displasia de cadera en perros pueden ser:

  • dificultad para caminar o correr
  • cojera
  • dar saltos de conejo
  • dolor en la región de la cadera
  • dificultad para subir escaleras o saltar
  • dificultad para levantarse después de estar sentado o acostado
  • cuando el cachorro está de espaldas, sus patas traseras no pueden extenderse hacia las delanteras sin sentir dolor.

La única forma de averiguar si su perro tiene efectivamente displasia de cadera es a través de una placa de rayos x. Esto normalmente significa que el perro deberá estar fuertemente sedado o incluso anestesiado.

Razas de perros propensas a sufrir displasia de cadera

 Es un problema genético que puede empezar a los 4 a 12 meses, aun que sea genético no condiciona que todos los cachorros de la camada la tengan, se debe evitar en cruce de ese animal con el fin de no difundir mas esa dolencia.
En las razas grandes se suele padecer más debido al peso del animal. Algunas de las razas comunes con displasia son:
  • Rottweilwer
  • Pastor Alemán
  • Golden
  • Labrador
  • Dálmatas
  • Algunos perros de caza
  • Bulldogs
  • Tecker

¿Cómo evitar artritis y dolor de cadera en el perro?

Muchos perros, a medida que envejecen empiezan a tener dolores en las articulaciones, artritis y problemas de cadera. Esto también puede ocurrir en los perros más jóvenes.

El problema se puede agravar si el perro duerme en un piso duro, o en un área donde hay corrientes de aire frío. Además, si el perro duerme bien, puede llegar a tener otro tipo de problemas como el letargo y pocas ganas de salir a pasear y hacer ejercicio.

Afortunadamente las camas ortopédicas para perros pueden evitar esto, ya que están diseñadas para aliviar este tipo de dolores.

Precio de una operación de displasia de cadera en perros

El precio de una operación de displasia de cadera en perros puede variar ampliamente y depender de varios factores, como la edad y el tamaño del perro, la gravedad de la afección, la clínica veterinaria en la que se realice la cirugía y el tipo de procedimiento quirúrgico que se lleve a cabo.

En general, el costo de una operación de displasia de cadera puede oscilar entre varios cientos y varios miles de euros. Ante todo, es importante hablar con tu veterinario y comparar precios en diferentes clínicas para obtener una idea más precisa del precio de la cirugía para su perro.

Tratamiento de displasia de cadera en perros

Si sospechas que tu perro puede tener displasia de cadera, es importante llevarlo al veterinario lo antes posible para que pueda recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados. El veterinario puede realizar un examen físico, radiografías y otros exámenes para determinar si el animal tiene esta afección.

Si el animal tiene dificultad para caminar, quizás requieras de una silla de ruedas para perros.

Volver arriba